Sonia Wilt del Villar | Papá y Mamá se separan
945
single,single-post,postid-945,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,,wpb-js-composer js-comp-ver-4.1.2,vc_responsive

Blog

Papá y mamá se separan

Papá y Mamá se separan

 

Como psicólogo infantil en Madrid, desde el Gabinete de psicología Sonia Wilt del Villar, os ofrecemos este mes la siguiente entrada que esperamos os sirva de ayuda si estáis pasando por un divorcio/separación con niños implicados:

 

Sin duda, una de las situaciones más complicadas por las que tendrá que pasar una pareja con hijos que ha decidido separarse es el momento en que tiene que comunicar la noticia a los niños.

 

Además del dolor que lleva implícita la ruptura de la pareja, de los proyectos, planes, sueños compartidos en algún momento por los dos y la incertidumbre por los cambios que vendrán, hay que sumarle los sentimientos de culpa y miedo por cómo esta decisión afectará a los niños y a la relación de cada uno de los progenitores con ellos. En algunos casos, de hecho, estos sentimientos son tan intensos que una relación que no funciona, que no hace a ninguno de los dos miembros feliz, perdura en el tiempo de forma indefinida teniendo como único sostén “que los niños no sufran”. Sin embargo, los niños sufren. De hecho, los niños sufren cuando las personas a las que más quieren no son felices.

 

Es evidente que cuando los padres se separan ocurren una serie de cambios que van a afectar tanto a los padres como a los niños. No vamos a poder evitar que haya incertidumbre, dolor, miedo como tampoco vamos a poder evitarlo en lo que se refiere al resto de sus vidas. Lo que sí podemos es facilitarles el camino, no dificultarlo aún más, sin darnos cuenta, poniéndoles en la situación de que tengan que elegir quién es “el bueno” y quién es “el malo”. Lo que también podemos ofrecerles es un modelo de adulto coherente y feliz en el que poder mirar, que sirva como modelo para su propia futura vida.

 

Un divorcio no implica un trauma, sí es una pérdida, y como tal hay que tenerla en cuenta. El que sea superada sin más consecuencias depende de cómo sea gestionada, no de si se materializa o no físicamente la distancia emocional ya existente entre papá y mamá. A continuación ofrecemos tan solo algunas ideas concretas a tener en cuenta a la hora de  abordar este difícil momento:

 

  • Elegir un lugar y momento tranquilo, en el que podáis estar los dos juntos a la hora de comunicarlo donde no haya interrupciones y con tiempo como para que puedan expresar lo que sienten o preguntar dudas.

 

  • Verbalizar que la decisión se debe a motivos adultos, que nada tiene que ver con ellos.

 

  • Ser realista a la hora de detallar los cambios que van a suceder: lo que significa y lo que no significa la separación. No entrar en detalles de los motivos que os han llevado a ella sino explicarles cómo van a ser ahora las cosas, garantizándole la comunicación y el cariño de la otra parte siempre. Es importante que tengan la mayor información posible acerca de dónde van a vivir, con quién…ajustando siempre el mensaje a la edad del niño.

 

  • Señalarles que las cosas que están sintiendo son normales, que acabarán pasando y que estáis a su lado para lo que necesiten. Escucharles con calma, sin censurar preguntas o sentimientos que a su vez os puedan resultar dolorosos.

 

Para terminar, únicamente señalar una realidad evidente, que sin embargo a veces olvidamos: es la pareja la que se separa, como padres, estamos vinculados de por vida. Esto es un regalo que los hijos nos traen y no una condena. Y dependiendo de cómo lo vivamos internamente, si como regalo (gracias a ellos) o como condena (por su culpa), así lo vivirán ellos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR