Sonia Wilt del Villar | Mediación Familiar
917
page,page-id-917,page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,,wpb-js-composer js-comp-ver-4.1.2,vc_responsive

Mediación Familiar

mediation

El número de nulidades, separaciones y divorcios en España siguen cada año en aumento. Los efectos psicológicos negativos derivados de los procesos de ruptura son obvios, pero no afectan solamente a la pareja sino también a los hijos. Los conflictos de la pareja tienen una repercusión nefasta en la estabilidad emocional y en el desarrollo de la personalidad de los hijos lo que puede generar problemas de comportamiento en ellos.

La mediación familiar es una técnica alternativa idónea para gestionar y resolver los conflictos en aquellos procesos de separaciones y divorcios en los que el factor jurídico es secundario. Cuando una pareja que decide separarse elige un proceso de mediación, se está dando una oportunidad para realizar la separación o el divorcio de una manera “constructiva”. Con la mediación se abre una puerta para continuar relacionándose como padres y dar respuesta a temas relacionados con el sostenimiento y la educación de sus hijos.

Si, por el contrario, la forma en la que los progenitores gestionan la separación está basada en un enfrentamiento hostil, propio de los litigios judiciales, será difícil mantener vínculos paterno-filiales sanos que fomentan la coparentalidad. En esas circunstancias los hijos correrán más bien el riesgo de encontrarse inmersos en manipulaciones y conflictos de lealtades, y al final son ellos los que siempre salen perdiendo.

Es habitual que existan causas subyacentes al conflicto que impiden que los progenitores lleguen a un acuerdo. Por otro lado, la incapacidad de saber diferenciar entre posiciones e intereses suele ser también una fuente de controversias. El mediador saca a la luz los verdaderos motivos del conflicto y los atiende durante las sesiones. La pareja aprende habilidades para que pueda intercambiar sus puntos de vista de forma pacífica y conseguir por sí mismos acuerdos satisfactorios para ambos. La clave está en ofrecer un espacio neutral y privado donde los mediados puedan comunicarse de forma respetuosa y constructiva: hablar y escucharse, comprenderse mutuamente, entender y manifestar cómo se sienten y acordar la organización de la vida futura de la manera que satisfaga las necesidades de todas las personas implicadas.

Un divorcio contencioso en la actualidad tiene una duración de seis meses a 1 año. El coste mínimo ronda los 2.500 euros, sin contar posibles recursos y ejecuciones por incumplimientos. Por otro lado, un divorcio a través de la mediación puede costar alrededor de 1.000 euros, y al ser tramitado como divorcio de mutuo acuerdo, su duración es generalmente inferior a 3 meses. Aparte de un menor coste económico, el proceso de mediación evita que la pareja tenga que vivir una experiencia estresante de una larga lucha en los tribunales. La mediación es asimismo considerado el mejor antídoto contra los incumplimientos de los regímenes de visitas e impago de pensiones alimenticias.

Aunque varía en cada caso, un proceso de mediación consta de varias sesiones divididas en distintas etapas, y finaliza con la redacción del Acuerdo final de Mediación. En los supuestos de separación o divorcio con hijos menores de edad, el acuerdo será redactado atendiendo al contenido del artículo 90 del Código Civil: el cuidado de los hijos y sus necesidades, el uso de la vivienda familiar, reparto de bienes y la pensión compensatoria. No obstante, es posible incluir también otros acuerdos relacionados con los conflictos familiares, siempre y cuando respetan el Derecho imperativo.

Este acuerdo (Convenio Regulador) acompañará a la demanda de separación o divorcio de mutuo acuerdo para que sea homologado por el Juez, una vez comprobado que las cláusulas no son dañosas para el interés o beneficio de los menores.

TARIFAS

Las sesiones de mediación por norma general tienen una duración variable entre 60-90 minutos, en función de las necesidades de la pareja.

La primera sesión informativa es gratuita y durante esa sesión los mediados son informados de las características de la mediación, el coste y la organización de la misma, entre otras cosas.

Los honorarios del mediador para las siguientes sesiones ascienden a 100€,– por sesión (IVA incluido), que abonarán las partes en efectivo al finalizar cada sesión. Es preferible que cada miembro de la pareja abone la mitad que le corresponde, salvo que se acuerde otra distribución de los honorarios.

La redacción del Convenio Regulador, con liquidación del régimen económico matrimonial básica (máximo de 2 viviendas, 2 coches y 2 cuentas bancarias) homologable por el Juez, tiene un coste total de 650€,– (IVA incluido).

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR